Wagyu Ibérico es una marca de calidad que asegura que las carnes que llevan nuestro logo son de nuestros animales. Estamos certificados por:

CERTICAR

El certificado de CERTICAR, obtenido en 2006, controla toda la trazabilidad de las carnes, desde el nacimiento del animal hasta llegar al consumidor, a través del control de los animales, las canales y de sus despieces.

Nuestros animales se crían con sus madres un mínimo de 5 meses, con una media de 6 meses y los piensos utilizados están compuestos por mínimo un 60% de cereales (sin urea y sin grasas animales). Certifica también que nuestros animales tienen más de un 50% de GENÉTICA WAGYU.

DEHESA BY PEFC

El certificado Dehesa by PEFC, obtenido en 2016, indica que las dehesas donde se sitúan nuestros animales son gestionadas de forma sostenible.

Esta gestión se realiza optimizando el consumo de recursos naturales, incrementando la producción forestal, protegiendo el medio ambiente, fomentando el mantenimiento de ecosistemas y contribuyendo a la generación de empleo.